Somos el resultado de nuestras emociones

tecnologia-para-todosEscrito por: María Alejandra Bártoli
@marialebartoli
#GProducto
Equipo #3

Dicen que el trabajo más productivo es el que sale de una persona contenta. Como seres humanos, vivimos muchas veces apegados a las emociones en cualquier ámbito de nuestras vidas, tanto personal como profesionalmente. Cuando nos preguntan: ¿Qué quieres para tu vida? Muchos son los que responden con un simple pero contundente: “ser feliz”. Y es que son las emociones las que nos mueven, las que muchas veces nos llevan a pasar del Motivo a la Acción.

¿Cuántas veces no han leído o escuchado la famosa frase que afirma: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”? Cuando hacemos lo que realmente nos apasiona nos comprometemos no sólo con nosotros mismos, sino con nuestro trabajo, la empresa y nuestros colegas. Según Daniel Goleman, autor del libro “La Inteligencia Emocional”, una persona optimista rinde entre el 65% y el 100% más que una persona normal. Sin embargo, vivimos en un día a día en el que muchas veces resulta difícil mantener ese optimismo y empezamos a trabajar sólo por un salario, lo cual no te convierte en malo pero dejas de trabajar con gusto y empiezas a hacerlo por conveniencia.

Es aquí cuando entra en juego la Ley de Upton Sinclair: “Es difícil conseguir que un hombre entienda algo, cuando su salario depende de que no lo entienda”.

Nuestro desempeño y optimismo en el trabajo va a depender en gran parte del clima emocional de la empresa, el cual está determinado en un 50% y un 70% por las acciones del líder, pero… ¿Qué pasa cuando no se reconoce el esfuerzo por parte de este líder? en este caso ¿Quién evalúa al “jefe”? Este y muchos otros aspectos del clima organizacional son los que hoy más que nunca están tomando en cuenta muchas corporaciones, porque entendieron que el grado de compromiso de sus empleados va a depender en gran parte del grado de satisfacción e identificación que estos tengan con la empresa.

Sin duda alguna, la EMPATÍA es una virtud que hará más fácil esta tarea y con la que todo líder debe contar para llevar a cabo las siguientes acciones con su personal: CUIDAR, MOTIVAR, PREGUNTAR, COMUNICAR, ENFOCAR, MEDIR, PREMIAR y CONECTAR.

Siempre recuerda que lo que no se cuenta, se inventa. Para resguardarnos de esto, hagamos que la gente siempre recuerde cómo los hiciste sentir. ¡Reconoce el esfuerzo y premia los resultados!

Fuentes Bibliográficas:

Goleman, D. (1995). La Inteligencia Emocional. (25va. ed.). Barcelona: Kairos Editorial.

Advertisements

One thought on “Somos el resultado de nuestras emociones

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s